botines ralph lauren hombre Polo a la vista

perfume romance de ralph lauren Polo a la vista

Juan Menéndez es un solitario. El ciclista más solitario del mundo. Ha cruzado desiertos, junglas, lagos helados, siempre en la más absoluta soledad y en completa autonomía, sin ningún tipo de ayuda externa. Pero, probablemente, no habrá sentido el mordisco de la soledad en ningún otro sitio como en la travesía hasta el Polo Sur. 46 días de aventura en el lugar más inhóspito del planeta hasta alcanzar la latitud 90.

Ayer plantó las banderas de Espaa, de Asturias y de MARCA en este punto emblemático de la Tierra. Llegó después de recorrer más de 1.200 kilómetros en los que tuvo que arrastrar 90 kilos de peso. La bicicleta, los esquíes, la tienda de campaa, la comida, la ropa, los equipos de comunicaciones y otros enseres fueron porteados por el propio Juan, día tras día, paso a paso y pedalada a pedalada. El partido a partido de Simeone se queda corto. Eso cuando el terreno le permitía subirse a la bicicleta: he encontrado con unas condiciones realmente adversas, bastante atípicas para la época en la que estamos. Demasiados días de nubes bajas y nieblas muy intensas, perdiendo el horizonte, sin distinguir tierra y cielo, mucho viento con rachas superiores a los 60 km/h, nevadas y en algunos tramos del recorrido, sobre todo,
botines ralph lauren hombre Polo a la vista
el inicio y el final, nieve muy blanda, lo que dificulta brutalmente el pedaleo cabía esperarse, el mes y medio de travesía ha sido una sucesión de penalidades a las que Juan hizo frente con una determinación admirable.

Sólo al final temió a su peor enemigo: la falta de comida. Hubo de racionar las calorías diarias cuando observó que, según sus cálculos, iba a tardar más de lo previsto. realidad es que costaba mucho avanzar durante todo el recorrido, no solo por la nieve sino también por las difíciles condiciones de visibilidad. La nieve te obliga a bajar mucho la presión de las ruedas, por lo que el avance es lento y cada pedalada te obliga a hacer un esfuerzo brutal ahora, qué?

Juan Menéndez ha tenido competencia durante estos días, aunque la dimensión de su gesta es incomparable. El deportista praviano llegó al Polo después de que lo hiciera sobre su triciclo la británica Maria Leijerstam, cuya expedición sí tenía apoyo y soporte de vehículos, y que partió desde Leverett Glacier, una ruta mucho más corta, con 700 km. menos que la de Juan. El otro aspirante, el americano Daniel Burton, que empezó 24 horas antes desde el mismo punto, y que recibió depósitos de provisiones durante el recorrido, alcanzará el Polo Sur en los próximos días.

Ni la distancia ni la emoción por lo conseguido evitan que Juan se olvide de los problemas cotidianos. Incluso en el Polo, como a miles de ciudadanos, al aventurero le persiguen otras dificultades: muy difícil encontrar apoyos económicos para este tipo de proyectos. Así que he tenido que pedir un préstamo embargo, encuentra un consuelo. La gesta que ha conseguido Juan Menéndez no tiene precio. Para un espíritu inquieto como el suyo,
botines ralph lauren hombre Polo a la vista
el valor de la aventura es incalculable.