ralph lauren purple nuevo capítulo del lujo contemporáneo

ralph lauren wholesale nuevo capítulo del lujo contemporáneo

De Sean Connery a Susana Giménez, pasando por Brad Pitt y Sophia Loren. No existe celebridad que se resista al encanto de Bal Harbour Shops, considerado el centro comercial de mayor facturación por metro cuadrado en los Estados Unidos. A ello contribuye que, a la vera de sus galerías tropicales al aire libre y sus estanques con exóticos peces de colores en las áreas de descanso, se despliega una de las mayores constelaciones de tiendas 5 estrellas del lujo internacional. Brioni, Bottega Veneta, Valentino, Pucci, Chloé, Marc Jacobs, Prada, Ralph Lauren, Versace, YSL, Celine, Ferragamo, Diane von Furstenberg y Carolina Herrera son apenas algunas de las más de 100 marcas premium que eligen a este mall como sede de sus flagship stores. Incluso es frecuente que lancen ediciones limitadas para esa locación, como sucede con París y Nueva York.

Ahora, dispuesta a dar la pelea por su posicionamiento como un destino vacacional integral, esta localidad de playa ubicada en el extremo norte de Miami Beach experimenta una transformación radical de la mano de millonarias inversiones hoteleras que, en breve, cambiarán el perfil de Bal Harbour. Y, quizás, le permitan afianzar una identidad diferenciada de Miami.

“Desde hace más de 60 aos, esta pequea town, de apenas 3 mil habitantes, se posicionó como una comunidad esencialmente residencial. Hasta 2009, su única opción de alojamiento era el Sea View, un histórico hotel de 220 habitaciones. De allí que la apertura del One Bal Harbour Resort Spa, en el verano pasado, haya significado un hito para la ciudad: no sólo porque sumó plazas sino porque fue la primera propiedad hotelera de lujo construida en décadas, alinéandose con el master plan oficial para encumbrar al destino como eje del lujo pero también del arte, la gastronomía y el wellness”, detalló Carolyn Travis, directora de Marketing y Turismo de Bal Harbour, durante un exclusivo almuerzo en El Mercado, el restó vintage de Faena Hotel Universe.

“El potencial de la zona es enorme. BH no se parece en nada a lo que era hace 15 aos. Por un lado, desembarcaron marcas del new luxury, lo cual dinamizó la oferta. Además, la ciudad apuesta al bienestar de sus habitantes y visitantes a través de un programa gratuito de entrenamiento físico en la playa a cargo de instructores de fitness, yoga y pilates”, reveló la funcionaria. Así, el vecindario más chic del Gran Miami suea con trascender su identificación con el consumo en pos de erigirse como una trendy city. zwe
ralph lauren purple nuevo capítulo del lujo contemporáneo