sudaderas ralph lauren baratas Los profesores contribuyen a que se banalice la violencia

ralph lauren toddler Los profesores contribuyen a que se banalice la violencia

El perfil no es el del típico macarra”04/02/2016 17:05″Y tú no has hecho nada?” “Qué raro que siempre te toque a ti” o “No me cuentes tu vida, que yo también sufro mucho” son algunas de las frases que más escuchaba Enrique Fonseca, 28 aos ahora, cuando denunciaba a sus profesores que sufría acoso escolar. Que en los intercambios de clase le aplastaban contra la pared tres o cuatro compaeros, que le escupían, le pegaban, le daban collejas. Y que fue así sistemáticamente y a diario durante dos aos.

“Nunca me atreví a decírselo a mi familia. Hubiera sido como reconocer que era un pringao. Trataba de ocultarlo por todos los medios. Y si llevaba algún moratón, me lo tapaba”, recuerda. Pero sí avisó a sus maestros, de un colegio de Valladolid, sobre lo que estaba ocurriendo. Sí buscó ayuda en ellos, sin éxito. Por eso, en una reunión que ha mantenido esta maana con el Ministro de Educación, igo Méndez de Vigo, para tratar el asunto, esta víctima de acoso escolar le ha pedido que haga algo para que “los colegios presten más atención a los nios que denuncien”. Y que se pongan los medios para que “no haya ni impunidad ni desprotección”.

Junto a este joven, que luego ha sacado sus fantasmas a través del activismo político y ahora vive en Praga, han dado su punto de vista al ministro otras dos víctimas de acoso.

Todos ellos han coincidido en una cosa, que han transmitido a Méndez de Vigo, quien se ha comprometido a estudiar todas sus propuestas para ver cómo incluirlas en el Plan Estratégico de Convivencia Escolar. Es la siguiente: “En todos los colegios hay casos de acoso y no sólo uno. Las escuelas son una minisociedad en la que impera la ley del más fuerte”.

Uno de los principales problemas que Enrique Fonseca ve a la hora de abordar el acoso escolar es que todos los informes fallan en lo mismo, “en dibujar el perfil del acosador como el típico macarra, como el Nelson de ‘Los Simpsons’, pero no es real. Cualquiera puede ser un acosador si se dan las circunstancias propicias para ello, casi actúan así por instinto de supervivencia”, admite este joven, que explica que ahora se lleva bien con sus acosadores.

También ve un error en que “los profesores censuran acciones leves pero no graves y esto contribuye a que la agresión se banalice. Los nios están en un momento en el que están aprendiendo lo que es la justicia y hay que orientarles”.

Las medidas para combatirlo Nidia Represa cree que lo prioritario para paliar el acoso es “educar” y “dar charlas en los colegios para explicar cómo se siente un chico acosado y que los profesores se puedan dar cuenta de su situación”. Habla con conocimiento de causa. Sufrió bullying en la escuela y le ha costado mucho salir de eso. Tanto, que sufrió estrés postraumático y hay muchos episodios de aquella mala época que no recuerda. “Lo mío era un acoso psicológico. Me insultaban por lo bajo y la profesora me regaaba a mí y si lloraba me decía que era una excusa para escaquearme de decir la lección”.

En su caso, quien se dio cuenta de que algo pasaba fue su madre. “Yo estaba bloqueada, no se lo conté a nadie. Me costó mucho verbalizarlo. Incluso cuando me cambiaron de colegio me seguían acosando por Tuenti y las redes sociales. Mi madre me salvó, se dio cuenta de que algo iba mal”.

Por su experiencia, insiste a los profesores y a los padres de que estén atentos a los cambios de los hijos y alumnos. “Yo me ponía el pelo por la cara, para ocultarme. Cambió la relación con mi familia, dejé de hacer los deberes. Pueden parecer cosas nimias, pero indican que algo pasa”, afirma.

Por su parte, Francisco Polo ha recordado que sufrió dos tipos de acoso: “Uno, por ser el diferente. Soy gay y de nio llamaban a mi padre para decirle que tenía un hijo maricón. Yo lo pasaba fatal. Y, el segundo, porque era el estudioso de la clase”. Este empresario de éxito afirma que el acoso no es “un juego de nios”, que hay que desterrar esta idea, esta expresión, porque no es ninguna broma. Y ha advertido del problema aún mayor que tienen los nios homosexuales o transexuales porque “son incapaces de verbalizar su sexualidad y, por tanto, tampoco cuentan nada del acoso que sufren”.

El Secretario de Estado de Educación ha declarado que ha sido una reunión muy productiva. Entre las medidas que ya hay propuestas en el borrador del Plan de Convivencia, destaca el teléfono de atención a las víctimas de acoso, que funcionará 365 días al ao y será gratuito; una guía para padres e itinerarios de formación del profesorado en convivencia.

Otro dato que quizás desconozca la gente es que no se permite expulsar a un alumno de clase (al pasillo) como se hacía hace aos, ya que hay que seguir unos protocolos que incluyen medidas previas (sancionarle sin recreo, avisar a sus padres o tutores informando de la sanción y las razones para ello). Tras esas medidas se le puede derivar al llamado aula de convivencia (antiguamente de castigo, ya que hasta el nombre nos han dicho que hay que cambiarlo) y si tras esos pasos persiste en su actitud, se le expulsa para su casa, eso sí, hasta que sus padres no reciben notificación escrita de la sanción, no se le puede expulsar (en algunos casos se ha tenido que enviar carta certificada). Ahora decidme, hay o no hay burocracia? Al final se convierte en un laberinto de papeles y llamadas que muchas veces no sirven para nada. Recomiendo que os leais el plan de convivencia del centro de vuestros hijos.

Es curioso como hoy aparece uan noticia en la que un centro de primaria expulsa una semana a unos alumnos de 9 aos por acoso a otro compaero (si, alumnos de Primaria) y nos encontramos con que los padres de los acosadores van a denunciar al centro porque les parece excesiva la sanción. Por desgracia he vivido casos de acoso en los que yo como tutor y el centro tomamos medidas y nos encontramos con los padres de los acosadores insultándonos en la reunión y amenazando (increible pero es la realidad), al poco recibimos una carta de un abogados de los acosadores amenazando con tomar medidas legales (surrealista, pero cierto). Hace falta educacion, docentes mejor preparados y concienciados, mano dura sin contemplaciones y apoyo de padres e instituciones. Muchas gracias. Cada comunidad autónoma tiene su propio decreto que concreta la LOMCE a su comunidad, pero de forma general el plan de convivencia viene recogido en el proyecto educativo de centro (PEC) que es un documento enorme (cientos de páginas) uno de cuyos apartados recoge lo que buscas. Muchos centros lo publican en sus webs, ademas en los centros hay una comision de convivencia en la que estan representados padres, alumnos, profesores, director y jefe de estudios (en numero variable segun nivel educativo y numero de lineas). Si no lo encuentras en la Web, el centro educativo no tendrá ningún problema en mostrártelo. Confio que te sea de ayuda. Tras esas medidas se le puede derivar al llamado aula de convivencia (antiguamente de castigo, ya que hasta el nombre nos han dicho que hay que cambiarlo) y si tras esos pasos persiste en su actitud, se le expulsa para su casa, eso sí, hasta que sus padres no reciben notificación escrita de la sanción, no se le puede expulsar (en algunos casos se ha tenido que enviar carta certificada). Ahora decidme, hay o no hay burocracia? Al final se convierte en un laberinto de papeles y llamadas que muchas veces no sirven para nada. Recomiendo que os leais el plan de convivencia del centro de vuestros hijos. Dónde puedo ver esa normativa?. Muchas gracias.

Tenía yo 14 aos y comencé a salir con un chico de mi misma clase, le dejé poco después porque no me gustaba. l y sus amigos se dedicaron a hacerme la vida imposible durante todo el curso. No me atreví a contarle a mis padres, ellos tenían muchos problemas ya, no quería darles más, pero acudí a nuestro tutor, él era joven y siempre ofrecía un trato “muy guay” a todo el mundo y al igual que todos los profesores sabia perfectamente todo lo que me hacían. Le pedía ayuda y su respuesta fue “qué quieres que haga yo?”, “tendrás que aguantar el curso, veras que el que viene se les ha olvidado”. Me cortaron el pelo, me escupían, empujaban y me llamaban Puta y esto delante de profesores que lo estaban viendo y hacían como que no lo veían. mis amigas dejaron de ser mis amigas porque no querían que se metieran con ellas, realmente no las culpo. Fue un infierno de curso, quería morirme y puedo entender lo que empuja a alguien que está pasando por eso a suicidarse.

Es cierto que los profesores contribuyen a banalizarlo; mi hijo menor sufrió acoso escolar con 6 y 7 aos, lloraba por las noches sin que la familia notáramos nada. Finalmente se lo contó a su hermano mayor, quién se presentó en los recreos a dar capones a los nios que le pegaban y les dijo: como toquéis a mi hermano una sola vez más os juro que os mato. Esto y su vigilancia fue lo que terminó con el acoso. Mi hijo mayor me lo contó a mí, que había tenido que defenderle y que lloraba por las noches Yo le dije a mi hijo menor que cómo no me lo había contado antes, pues tenemos muy buena relación!! y me dijo que es que te hacen sentir una mierda, te hacen sentir que realmente lo mereces xq haces las cosas mal y tú intentas cambiar y q se lo dijo a una profesora pero ella dudó de él y no le creyó y en clase lo ridiculizó delante de todos con lo que eso hizo crecerse a sus acosadores y empeoró el acoso. Dijo que con 6 aos no tienes la madurez para ver q estás siendo una víctima. Tengo un caso de acoso escolar y el orientador (la Dirección no después de insistir y obligarles a actuar) sin siquiera haber escuchado a la víctima se pone del lado de las acosadoras lo cual es ya para nota. Esta es la situación que hay. Si los que tienen la obligación de impedirlo se ponen del lado del acosador, miran para otro lado o lo banalizan cómo no van a estar las cosas como están en este tema. Es lamentable y tercermundista la aptitud que hay en Espaa por parte del profesorado y las direcciones de los centros sobre el asunto. Así es que con estas actitudes no se puede ir muy lejos. Como siempre hasta que no ha habido muertos de por medio no se ha hecho nada y ahora ya veremos porque todo parece muy de escaparate pero ya veremos si detrás hay algo. Hasta que no se exijan responsabilidades, incluso penales, a los profesores y directivos que miren para otro lado o lo banalicen esto no cambiará. En este mismo periodico puedes leer la historia de El Conejo y como lo apoyaba el mismo gobierno para que mantuviera esu ley en la carcel. En las carceles los guardianes dan todas las ventajas y bebeficios a los kies porque son estos quienes les pueden causar problemas, y pasan de los abusos que los kies hacen a los pringaos; en el colegio los profesores dan las ventajas a los bullies porque son quienes son capaces de causarles problemas, y pasan de los timidos porque de ellos no protestan.

He leído muchos comentarios y es cierto nunca llueve a gusto de todos. Un colegio debería ser organizado como una empresa, al fin y al cabo es un “negocio” se educa a los alumnos para poder dar un servicio a la sociedad en un futuro. Debería haber una jerarquía mas estable, 40 alumnos por aula es una barbaridad!!! (con todos los profesores en paro que hay!!) debería existir un equipo de apoyo, psicologico y legal! en cada colegio!! Eso de que un inspector vaya a un colegio cada x tiempo que normalmente son meses y meses. Hay en general muy malos profesores pero también los hay muy buenos!! No creo para nada en el sistema actual!! EL HECHO DE APROBAR UNAS OPOSICIONES NO ES CRITERIO PARA SER BUEN PROFESOR!!! Tendría que haber un proceso de seleccion y psicológico! En fin son tantas cosas. que claro. realmente es un tema muy complicado. El acoso escolar es totalmente inaceptable!! pero si dentro del profesorado y la familia no se aprende el respeto. Cuántas veces ha oído una madre “son cosas de nias o de nios”, bien pequeos hacen sufrir a compaeros, y como no son conscientes son los padres los que tienen que preguntarles como es la relación y hacerles caer en la cuenta de que tienen que tratar a los demás nios como a ellos les gusta ser tratados. En la adolescencia claro que se den cuenta. Un acosador la emprende con un nio porque es gordo, porque es empollón, porque es bajito, porque lleva gafas. Y el resto de la clase se suele repartir así, la mayoría pasan no vayan a convertirse en acosados, unos pocos se unen al fortachón al matón y se convierten en acosadores, y raramente aparece un valiente que se planta y defiende al acosado. La condición humana se manifiesta desde el principio. Que razón tienes. Si aparece alguien para dar la cara por el acosado, suele ser su hermano mayor o un primo, pero el resto, o se suma a la cacería en un grado mayor o menor, o simplemente se lo mira desde la distancia sintiendo alivio de que eso le pase a otro y no a él. Pero jugarse su confortabilidad para proteger la integridad de un “pringado”, no por Dios. Para eso tendría que escarbar un poquito en su conciencia y escucharla un poco, quizás en ese caso podría entender y empatizar con el sufrimiento que hay detrás de un nio humillado y disminuido en su identidad y en la desgracia de que en una etapa que tendría que ser de dicha, alegría de vivir, formación como ser humano, y reafirmación personal, se convierta en un maldito infierno. Quizás si ese chaval “pasivo” conectara con esa dimensión de su conciencia, movería aunque fuera un dedo para ayudar a su compaero acosado.

Mas frecuente de lo que creemos, los profesores y padres tienen mucho que hacer que muchas veces no hacen. Cuántas veces ha oído una madre “son cosas de nias o de nios”, bien pequeos hacen sufrir a compaeros, y como no son conscientes son los padres los que tienen que preguntarles como es la relación y hacerles caer en la cuenta de que tienen que tratar a los demás nios como a ellos les gusta ser tratados. En la adolescencia claro que se den cuenta. Un acosador la emprende con un nio porque es gordo,
sudaderas ralph lauren baratas Los profesores contribuyen a que se banalice la violencia
porque es empollón, porque es bajito, porque lleva gafas. Y el resto de la clase se suele repartir así, la mayoría pasan no vayan a convertirse en acosados, unos pocos se unen al fortachón al matón y se convierten en acosadores, y raramente aparece un valiente que se planta y defiende al acosado. La condición humana se manifiesta desde el principio.

De 24 horas que tiene el día, un chaval pasa tan solo cinco o seis en el colegio. De veras la culpa de la mala educación de los nios la tienen sólo los profesores? No será que cada vez hay más que padres pasan olímpicamente de la educación de sus hijos y cada vez cargan más responsabilidades sobre las espaldas de los docentes? Antes profesores y padres remaban en la misma dirección. Ah, y por si alguno lo piensa, no, no soy profesor.